Comprueba si tu hipoteca tiene cláusula suelo

 

Comprueba tu recibo: si la cuota mensual que pagas por tu hipoteca no ha bajado en los últimos años, está claro: tu préstamo tiene una cláusula suelo.

En la práctica, la cláusula suelo supone un tipo mínimo de interés que siempre tendrás que pagar.  Es decir, por mucho que baje el Euribor tu cuota mensual no bajará de este mínimo.

La cláusula suelo suele estar incluida en el apartado “tipo de interés” de la escritura del préstamo hipotecario y puede estar redactada de diferentes formas.  Algo así como “en ningún caso el tipo de interés nominal anual resultante de cada variación podrá ser inferior al 3%”.  En muchos casos, además, va acompañada de una cláusula techo, que fija un límite a lo alto en torno al 12% o superior.

Si tienes dudas, consúltanos, estaremos encantados de atenderte (formulario contacto)