Un Juez anula la cláusula de los gastos, comisiones e intereses de demora de la hipoteca (y otras tres más)

Nuestro despacho ha conseguido una sentencia pionera en La Rioja, al declarar en el mismo pronunciamiento la nulidad de 6 cláusulas hipotecarias.

El Juzgado de Primera Instancia nº 3 de Logroño en sentencia de fecha 29 de mayo estima íntegramente la demanda planteada por nuestro despacho y declara la nulidad de seis cláusulas abusivas de la hipoteca.

Cláusula de gastos de la hipoteca:

La sentencia declara nula la cláusula que impone al cliente el pago de todos los gastos de la hipoteca, condenando a la entidad bancaria a devolver el importe de la factura de notario y del registro de la propiedad.

Subtítulo: Cláusula de comisiones bancarias

Se anulan igualmente las siguientes comisiones que preveía la hipoteca:

  • Subrogación (1%)
  • Novación (1%)
  • Reclamación por recibos impagados. (fijo de 30,05€)

Entendiendo por parte del Juzgado que su nulidad obedece a que fueron impuestas a los clientes, son desproporcionadas y no permiten conocer su verdadero alcance.

Cláusula de intereses de demora:

También se anula la cláusula referente a los intereses de demora que, en el caso concreto, estaban fijados en un 25%, al tratarse de uno porcentaje abusivo.

Cláusula de vencimiento anticipado del préstamo:

La hipoteca recogía la posibilidad de que la entidad bancaria pudiera dar por vencido el préstamo por cualquier impago de principal e intereses. La cláusula es anulada por ser no negociada pre redactada e impuesta al cliente.

Cláusula de conservación y facultad de inspección:

Se declara asimismo nula la cláusula de la hipoteca que permitía a la entidad bancaria acceder a inspeccionar la vivienda hipotecada para asegurar el buen estado de la misma.

Cláusula de imputación de pagos:

Por último, la sentencia declara nula la cláusula que permitía a la entidad bancaria “servirse” a su antojo del dinero dispuesto por los clientes en otras cuentas bancarias de su titularidad para cobrar los posibles adeudos del préstamo hipotecario, también por ser una cláusula abusiva.

Gil-Gibernau Abogados

Logroño, Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *