Impuesto de las Hipotecas: a cargo del consumidor

Por fin, el Tribunal Supremo se ha pronunciado respecto a los “Gastos Hipotecarios” y más concretamente respecto al pago del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. La estimación de los recursos provinientes de la Ilma. Audiencia Provincial de Oviedo ha resultado parcial y por tanto las noticias al respecto no resultan favorables. 

El texto íntegro de la sentencia aún no se ha dado a conocer, entre tanto, mediante escueta nota de prensa ha señalado:

La resolución de dos de los recursos interpuestos por consumidores en atención a la atribución en sus hipotecas de la totalidad de “ los gastos e impuestos generados por la operación” ha dado lugar a:

  • Se mantiene la abusividad de la cláusula de gastos en la que el consumidor debe asumir la totalidad de los gastos e impuestos generados por la operación
  • Matiza los gastos que deben ser asumidas por cada una de las partes. (Consumidor y Entidad bancaria). El consumidor DEBERÁ abonar los gastos correspondientes al impuesto por la escritura hipotecaria así como los notariales por mitad.

Recordemos, ya la Sala Tercera, de lo Contencioso Administrativo, del Tribunal Supremo, ha establecido que el sujeto pasivo del impuesto es el prestatario.

El Tribunal Supremo justifica tal distribución, al determinar el consumidor es el SUJETO PASIVO del impuesto, y por tanto, independientemente de la declaración de nulidad de la cláusula, es el obligado tributario. Respecto a los gastos notariales por mitad, el tribunal determina tal práctica, al entender el gasto originado por la matriz de la escritura, que por otro lado, es el documento como tal que queda a disposición de las partes en la notaría firmante, debe ser abonado por ambas partes, siendo que, de solicitar alguna de ellas copia de lo mismo, la copia deberá ser abonada por la parte que la solicite.