2

La trampa de las tarjetas revolving

Los Tribunales están anulando este tipo de tarjetas por intereses usureros.

Las tarjetas revolving son, en apariencia, una tarjeta de crédito “normal”, que te permiten comprar aplazando el pago.

Sin embargo, su particularidad radica en que no debes pagar a la vez todo lo que has gastado, sino que te posibilita fraccionarlo.  Eres tú, el usuario, el que elige cómo devolver el dinero, habitualmente, fijando una cuota mensual fija, supongamos de 50 euros.

 

¡Microcrédito abusivo!:

En la práctica viene a ser un pequeño crédito, pero, aquí está la trampa, un crédito que aplica unos intereses altísimos, nada más y menos que entre el 25% y 30%!!

Es decir, bajo la aparente ventaja de poder comprar y fraccionar en cómodos pagos el plazo, en realidad nuestra compra nos habrá costado mucho dinero.

 

El Tribunal Supremo puso freno al abuso:

Tuvieron que ser los Tribunales, una vez más, los que pusieran coto a este abuso.  Los intereses que devengan este tipo de tarjetas, como hemos dicho, en algunos casos, próximos al 30% son usureros y por tanto susceptibles de ser anulados.

Así lo determinaron varios tribunales y fue confirmado por el Tribunal Supremo al declarar nula la contratación de esta tarjeta, condenando al banco a devolver el exceso de los intereses pagados.

Todos aquellos afectados, por tanto, tienen la opción de recuperar el capital pagado de más, incrementado en los correspondientes intereses. Incluso aquellos que todavía se encuentren devolviendo el capital dispuesto tienen la opción de evitar este abuso.

2 Comentarios

2 comentarios en “La trampa de las tarjetas revolving
  1. Buenos días:

    Se puede reclamar una tarjeta de WiZink al 26 Tae en Calahorra? Es una de esas revolving que explican en su post.

    Muchas gracias

    Saludos

    1. Sí, se puede reclamar.

      El Tribunal Supremo, en la sentencia comentada, anuló la tarjeta por intereses usurarios y abusivos y condenó a la entidad a devolver al cliente el exceso de los intereses pagados.

      Si la tarjeta todavía está en vigor se puede pedir la nulidad del contrato, la devolución de los intereses pagados de más para así pagar a la entidad el capital prestado que quede pendiente.

      Podemos hacerle un presupuesto y planteamiento sin compromiso y luego Ud. decidir si lo acepta o no. Para ello necesitaríamos el contrato de la tarjeta y los pagos realizados.

      Una vez tenga la documentación puede contactar con nosotros y concertar una cita en el 941 25 99 00.

      Gracias por su confianza

Deja un comentario

Su email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con *

  He leído y acepto la nota legal y la política de privacidad